Claves para comenzar a construir una cultura de transformación digital

cultura de transformación digital personasLas empresas ahora más que nunca necesitan incursionar al mundo digital. Lo escuchamos y leemos en los medios, ocupándonos y muchas veces preocupándonos de lo que hay que hacer y cómo hacerlo mejor. Hoy las empresas por necesidad de adaptación y querer aprovechar sus beneficios, conciben el valor que la transformación digital puede traer al futuro y presente de las empresas, sin importar el tamaño.

Esta concientización por parte del sector empresarial es el primer paso, pero el proceso de transformación no es un camino fácil. La mayoría de las empresas existentes han construido y optimizado sus modelos de negocio en un mundo predigital e incursionado, de menor o mayor forma en la digitalización.  Lo que más ha costado y muchas veces a base de prueba y error, es darse cuenta de que la transformación digital no es la compra de una herramienta tecnológico, ni un solo proyecto, ni un proceso de la noche a la mañana.

La transformación digital es un proceso iterativo, donde se trabajan todos los sistemas y stakeholders para integrar las capacidades y modelos nuevos con los antiguos. Un proceso que va más allá que la aplicación de tecnología, donde las personas y el repensar los sistemas es una parte primordial.

Para transformar digitalmente una empresa, es que ambos deben concebirse como un proceso único e iterativo, que desarrolla a lo largo del tiempo. Tiene el poder de adaptarse a los tiempos, propulsar el talento y la propuesta de valor de las empresas para desarrollar los engranes de mejora continua.

Es importante para la empresa que realice un trabajo de autoconocimiento y dedique el tiempo y recursos para invertir en crear su propia mentalidad y procesos de transformación digital. Esto generará una cultura interna auténtica que, aliada al análisis y desarrollo de estrategias empáticas, es la mejor inversión para crecer y proyectar la empresa hacia esta nueva era que está aquí y no se irá a ningún lado.

¿Por qué hablamos de cultura de transformación digital?

Para comenzar el “viaje” hacia la transformación digital es vital pensar en construir una cultura empresarial adecuada. El crear un espacio que impulse el crecimiento, donde la experiencia de los empleados y los clientes están en el centro. Enfocarse en las personas es el escenario ideal para la transformación.

Cuando se da cabida innovación, a la creatividad, se empodera a las personas y se crean canales de comunicación sanos y abiertos, se fundan los pilares para forjar una mentalidad transformadora que empapa en cada uno de los rincones de la organización. Dando el poder a la empresa para adaptarse y transformarse por sí misma, generando vías orgánicas para adelantarse a la competencia y construir un liderazgo en la industria de forma sostenible.

¿Cómo crear una cultura de transformación digital? Aquí comentamos algunas claves que es importante tener en cuenta para comenzar o retomar el camino hacia la digitalización:

fluir hacia el cambioFLUIR hacia el cambio

No hay transformación sin cambio. Hemos escuchado mil veces “el cambio es inevitable” y es que, en realidad, lo es. Puede ser difícil aceptarlo, por lo que la preparación emocional es importante para afrontar los procesos para crecer y aprender de este.

Las personas deben estar conscientes de que las cosas cambiarán y estar listos para alentar a que esto suceda. El cambio vendrá, aunque no lo deseamos, pero la transformación no debería de ser forzada. Si es así los resultados, en el mejor de los casos, pueden ser a corto plazo.

Crear estrategias para que las personas dentro de la empresa “hagan suyo” estos cambios y estén preparadas para fluir con estos, hará que muchas de las resistencias hacia la innovación queden en el pasado.

A líderes de equipos de trabajo les corresponde comunicar las expectativas hacia los empleados y crear estrategias para apoyar a las personas, alentarlas y gestionar cuando haya retrocesos.


empoderamiento cultura de transformacion digitalEmpoderamiento del talento para forjar una cultura de transformación digital.

Cuando las personas forman parte del cambio, la innovación se potencializa y se hace parte fundamental de la empresa. A medida que las nuevas tecnologías entren a los negocios, no podemos olvidar quieres somos. La clave es utilizar la tecnología para crear experiencias significativas que lleguen a los empleados, clientes, etc. a un nivel más profundo, siempre centrado en la conexión humana.

Las empresas que invierten en su gente, se comprometen con su desarrollo y respetan sus ideas, generan una lealtad que hace que la gestión del cambio sea mucho más fácil de realizar dentro de los muros de la empresa. El talento es crítico y todos los empleados deben estar en la misma página, para impulsar sus esfuerzos hacia la transformación digital.


cocreacion cultura transformacion digitalCocreación de soluciones

Cuando empoderamos a las personas dentro de la empresa para cocrear soluciones, sobre todo las que serán utilizadas por ellos mismos, los resultados son prometedores. La colaboración potencializa la adaptación y la mejora de las formas de trabajo de una forma natural y nativa. El talento tiene el conocimiento de su trabajo y sus necesidades para facilitar sus labores día con día. Aprovechar este conocimiento para crear soluciones digitales y buscar las herramientas ideales, es una alternativa que genera soluciones asertivas y de verdad útiles para potenciar resultados y mejorar procesos.

También el permitir que las personas cocreen sus propios procesos les permite trabajar mejor juntos. Al desglosar los silos organizativos o de aplicación anticuados, las personas pueden realinear los procesos que utilizan para reflejar la forma de aportar valor. Cambiando a una cultura digital hecha y desarrollada por las propias personas que interactúan dentro del sistema.


democratizacion de la tecnologíaDemocratizar de la tecnología

Dentro de los departamentos y equipos de trabajo, existen diferentes perfiles que son más o menos sensibles y adaptables al cambio. La tecnología puede ser muchas veces “apabullante” para perfiles menos técnicos, por lo que el miedo puede ser una verdadera limitante para transformar las formas de trabajo hacia la digitalización.

Si ofrecemos a los perfiles menos técnicos herramientas sencillas que faciliten su trabajo podemos permitir una mayor aceleración de la mejora empresarial. Es importante permitir que las personas experimenten y prueben las soluciones digitales y que se empapen del potencial que puede traer a su trabajo. Existen gran cantidad de herramientas gratuitas o con períodos de prueba, que estos perfiles pueden utilizar y autocapacitarse sin la presión de grupo o la gran expectativa que muchas veces simplemente se suma al miedo o a las creencias limitantes ante la tecnología.


detectar oportunidadesExperimentación e Investigación para detección de oportunidades

En el vaivén del día a día, las labores de cada una de las personas dentro de la organización son realizadas de forma automática o ya con muy poco cuestionamiento. Analizar o más bien, reanalizar los sistemas existentes, cuestionarlos; investigar nuevas formas de hacer las cosas o puntos de mejora, pueden remarcarnos las vías para generar una cultura a través de sistemas mejorados por las herramientas digitales que potencialicen de forma asertiva la organización global de la empresa. Remarcamos, que la transformación digital parte del autoconocimiento de lo que hay, la detección de las mejoras y necesidades, para desembocar en nuevos flujos y sistemas que con la ayuda de la digitalización detonen el potencial de la empresa, aporten valor centrado en el cliente y el talento.


pensamiento innovadorEl pensamiento innovador para generar la cultura de transformación digital

Para la transformación, debe haber una mentalidad y cultura de innovación.

Pensemos que la innovación puede presentarse de mil formas, desde los cambios más pequeños que marcan una diferencia en un touchpoint específico, hasta la más disruptiva y masiva que afecta a todo el modelo de negocio. Cuando se genera un “Plan de Transformación Digital” la implementación de todas estas innovaciones, sobre todo del pensamiento innovador en toda la organización bajo el hilo conductor de la digitalización es lo que procede a la transformación en una organización.

Para empoderar el pensamiento innovador dentro de una empresa, es necesario abrir el espacio para la comunicación, colaboración y libertad para crear. Impulsar la innovación para que sea constante, la cual es pieza fundamental para procurar el cambio, para detectar oportunidades, necesidades, problemas y buscar soluciones. Cultivar el pensamiento innovador, construyendo una la cultura de innovación son definitivamente la puerta para asegurar una transformación digital como cultura empresarial de la empresa.

Es entonces, como el desarrollo de una cultura empresarial abierta a la innovación y la transformación se centra en las personas y en como abrir las puertas para que cada iniciativa tenga un sentido y sea capaz de provocar el cambio positivo dentro de la organización. Elegir la tecnología correcta, es importante, pero vital comenzar con generar los engranes para que la inversión tecnológica tenga cabida y aceptación en la empresa. Pero, sobre todo, impulse el talento dentro de la empresa y genere valor para las personas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *