Entradas

Belgrado, la ciudad blanca innova.

 

La inspiración de emprendedores amigos. Coolhunting Belgrado.

Belgrado, Beograd / Беoград, traducido literalmente “La cuidad blanca”, es la capital de Serbia. Con sus aproximada 1,5 millones de habitantes que habitan en el cruce del río Sava y Danubio, representan no sólo una fantástica oportunidad para conocer la historia medieval, contemporánea y reciente sino también una única posibilidad para conocer a audaces emprendedores y la cultura de innovación empresarial en auge.

Una ciudad que nunca duerme ya que la vida es demasiado corta para dejar de hacer, desarrollar nuevos conceptos y presentar al mundo un modo de vida basado en el famoso lema belgradiense: “Nema problema (no hay problema)”.

No se sabe, si es porque la gente está ya desde hace generaciones acostumbrada a encontrar soluciones en situaciones difíciles, tanto políticas como socio-económicas, o porque la posición geográfica en medio de los caminos que cruzan los Balcanes les inspiraron a ver diferentes maneras de hacer las cosas como una posibilidad de conectar varias culturas. Lo que está claro, es que poseen un motor único para emprender e innovar.

 

Las personas venden.

Tanto en Belgrade Design District / Čumićevo Sokače, un pequeño centro comercial al aire libre para diseño y arte, único en su especie, como en el mercado central de Zeleni Venac, se encuentran emprendedores que supieron llegar a diferentes tipos de consumidor, en un único espacio reducido. Desde la entrada uno se siente inspirado y también animado a conocer no sólo los productos ofrecidos sino también a la historia de estas personas que tuvieron la valentía de emprender, innovar y usar todo su talento para crear un negocio que apunta al mercado local como al global, teniendo en cuenta las últimas tendencias sin perder su autenticidad.

Casi todos los negocios son atendidos por los propietarios, y si no se encuentran en la tienda, seguramente están a la vuelta de la esquina fumando y tomando café. Los dueños son amables, interesantes, inspiradores, inteligentes y la mayoría incluso poliglotas, encantados de contar su historia de cómo comenzaron y desarrollaron sus ideas. Finalmente la compra se da con tanta naturaleza y espontaneidad que queda confirmada la máxima de que para la labor de venta es esencial una persona que vende.

La libertad de desconceptualizar

¿Alguna vez el hotel le ha servido el desayuno buffet en una discoteca? ¿Le han traído un café instantáneo decorado con pajita, sombrillita, espuma y hasta un corazoncito dibujado encima? ¿Se ha tomado una cerveza inspirada en una tortuga? O ¿Se ha sentado en un aérea interior de fumadores que no huele a humo? Pues, cuando hayas vivido todo esto en un sólo día sentirás lo que es la libertad de desconceptualizar, la libertad de crear experiencias con conceptos que pensábamos que estaban ya más que definidos y rediseñarlos aunque el único objetivo sea sorprender, innovar, divertirse y enseñar al mundo de que sí, otra manera de ver las cosas, es posible.

Aunque la oferta cultural de numerosos teatros, museos y exposiciones no tiene envidia a ninguna otra capital europea, las creaciones de las personas «no artísticas» se muestra sin gran presentación o introducción, simplemente para que la gente lo pueda disfrutar, alegrarse e inspirarse en la libertad cotidiana que siempre nos rodea pero que muchas veces nos olvidamos de observar y sentir.

En cada esquina se siente un enorme respiro de libertad que alivia e impulsa la creatividad de uno mismo con ganas de multiplicarlo con las personas que le rodean. De ahí, seguramente que hay tantas calles decoradas con Street Art y Graffitis que conforman más que un ambiente surrealista, un sueño hecho realidad que anima a despertarse y a crear su propia realidad que merece ser desconceptualizada.

La hospitalidad balcánica: El peligro de no querer irse

Más allá de las delicias de la cocina serbia, una mezcla de diferentes culturas culinarias, entre las cuales también se encuentra muy presente todavía la Cocina Otomana, una de las más antiguas del mundo, se ofrece también una amplia gama de comida rápida, habitualmente abierta 24 horas al día y con un coste que seguro se adapta a cualquier bolsillo.

 

Sorprende la cantidad de personas que van caminando y comiendo por calle, Ćevapi, Pljeskavica, Bela Vešalica, Bečka Šnicla, Palačinke o simplemente un trozo de pizza o unas palomitas. Es imposible resistirse mientras se visita la cuidad acudir a alguno de los puestos de comida, calentarse los dedos en el pan Lepinja antes de chupárselos de alguna de las salsas deliciosas que lo acompañan. Estas pueden ser picantes, agrias o acidas como la mostaza, aunque especialmente recomendaríamos alguna de las salsas de yogur, de sabor neutral y especialmente pensadas para aumentar el aroma de la carne. Para beber, siempre se ofrecen refrescos y diferentes tipos de cervezas.

Las cervezas artesanales están en auge en Belgrado, y existen numerosas marcas y maestros cerveceros que asombran con sus creaciones, sin embargo las comerciales tampoco deben caer en el olvido, ya que pueden ser el complemento perfecto para la experiencia de la comida rápida belgradiense.

A partir del mediodía hasta la madrugada hay muchos restaurantes que invitan a quedarse después de la comida y charlar con amigos o desconocidos mientras se toma Rakija, un licor de alto porcentaje de alcohol hecho de fruta. Destaca el tradicional Šljivovica, hecho de ciruela, que muchos serbios destilan en casa y muchos propietarios de restaurante guardan debajo de la barra para amigos y queridos clientes. Normalmente es suficiente con contar un poco de donde uno viene y que le trajo a Belgrado  para despertar la curiosidad del anfitrión y dejarse envolver en charlas amistosas, anécdotas e historias de la vida. Vasito a vasito de Rakija, se van creando amistades más profundas de las cuales suelen perdurar.

A qué hora uno debe irse, es a decisión de cada quien, sin embargo según como van pasando las horas, entra el sentimiento de querer quedarse y seguir disfrutando de la hospitalidad de la Cuidad Blanca.

Belgrado, un abrazo, tres besos, nos vemos pronto. ¡Vidimo se uskoro!

 

TRENDSform ha visitado Belgrado en Octubre de 2017, desarrollando análisis de la cultura y coolhunting para negocios. Nos hemos quedado enamorados de la cuidad, de las personas, de las tendencias y de la inspiración que emite este magnífico entorno. Volveremos en primavera.

Para seguirnos en nuestro siguiente viaje, “México – Tradicionalmente emprendedores, orgullosamente auténticos”, contáctanos para suscribirte a nuestra Newsletter o estate atento a nuestro blog y redes sociales.

 

Lista súper fácil de leer, con todo acerca de la Generación Z.

La generación Z, son aquellos nacidos a partir de 1995.

Se le conoce también como Post-Millennials, iGeneration, Founders, Plurals o Homeland.

Es la generación que sigue de los Millennials.

Muchas de las características de la iGeneration se definen a partir de la recesión del 2008. Esta crisis global ha hecho quebrantar definitivamente los estereotipos de estilo de vida, educación, pero sobre todo del trabajo.

La Gen Z nació en un mundo invadido por la tecnología. Lo que para los Millennials fueron invenciones sorprendentes e inspiradoras, para la Gen Z simplemente fue dado por hecho.

Los Plurals esperan que las marcas, las empresas y los comercios locales sean leales a ellos. Si no se sienten apreciados, simplemente se irán.

Son ciudadanos globales. Los Millennials fueron considerados la primera generación global, con el desarrollo del internet. Ante el crecimiento del mundo online, la Generación Z es más global en su forma de pensar, en sus interacciones y su forma de percibir el entorno.

La diversidad y la inclusión es una expectativa de la Generación Z.

Son en parte niños o adolescentes, muchas de sus características adultas aún no se manifiestan. Se prevee que serán adultos conscientes de sí mismos, autosuficientes, innovadores y orientados a objetivos.

Más pragmáticos y conservadores que los Millennials.

 

Un ejemplo del estereotipo de Generación Z: el personaje de Alex Dunphy en Modern Family.  Ansiosa, trabajando duro  y consciente del futuro.

Es la primera generación verdaderamente global. Tiene una visión multicultural y uniforme del mundo. Es la generación más abierta de mente hasta la fecha.

Los primeros de esta generación, recordarán vagamente el siglo XX, tendrán poca o ninguna afinidad con el recuerdo del 11 de Septiembre del 2001.

Eventos y recuerdos significativos: MEMEs, gifs,  Youtube, Facebook, YOLO, Viral Videos, global warming, Ben 10, teen pregnancy, The 99% Movement, Gangnam Style, Presidente Barack Obama, Iphone, Ipad, Samsung Galaxy, HTC, Crisis Financiera Global, Twitter, Kpop, Jpop.

 

La Generación Z y la educación.

El replanteamiento de la educación tradicional que comenzaron los Millennials, para la generación Z será una decisión natural.

La generación Z, huirá de endeudarse para pagar la universidad a sabiendas que existen opciones de educación más accesibles y a medida.

Conocen el verdadero valor de la independencia y en cuestión de aprendizaje no es la excepción. Si un Gen Z quiere aprender algo, busca la manera más eficiente de hacerlo.

Jóvenes de entre 16 y 18 entrarán directamente a la fuerza laboral, optando por la escuela en línea.

Son los mejores multitaskers. Mientras están atendiendo en clase, están escribiendo apuntes en una libreta, mandando mensajes por el móvil y escribiendo en un blog de notas. Importante pensar que será del futuro del trabajo en la oficina.

Vive en un mundo en constante actualización. Procesa información más rápido que otras generaciones, por lo que su índice de atención es significativamente más bajo que los Millennials.

 

La Generación Z. Mundo Digital. Redes Sociales. 

El 92% de los Gen z tienen una huella digital. Ellos buscan ser únicos en todos los aspectos de la vida. Buscan proyectar su individualidad y personalidad por medio de las marcas, el lugar donde trabajan, etc.

Tienen dificultad de estar sin sus dispositivos móviles. Están constantemente en sus teléfonos, no ven la programación de televisión.

 

No recuerdan el mundo sin comunicación online. Interactúan y se comunican con sus amigos y familiares y hacen compras sencillas e importantes a través del móvil.

Son altamente educados. Probablemente un porcentaje mayor de Gen Z se gradúe de la universidad, en comparación con los Millennials y generaciones anteriores.

Son expertos investigadores en la web, a menudo autodidactas con fuentes en línea como Youtube o Pinterest. Pueden aprender desde las cosas más sencillas, hasta las más complejas por medio de vídeos.

Aunque la generación de los Millennials y la Gen Z favorecen a Facebook como red social más utilizada. La generación Z ve a esta red social “para personas mayores”. Prefieren redes sociales como Snapchat e Instagram.

Muchos consideran tener un perfil anónimo o falso en Instagram para compartir sus experiencias sin miedo a dañar su reputación en línea.

 

El tipo de contenido favorito de la GenZ: el contenido efímero.

No son adictos al móvil, gestionan su marca de tiempo completo.

La Gen Z está bajo una inmensa presión por gestionar su marca personal y profesional. Buscan encajar y al mismo tiempo destacarse.  

A nivel personal, Gen Z busca la validación y aceptación inmediata en redes sociales, ya que ahí están todos sus compañeros y donde muchas de sus relaciones ocurren.

Ellos curan su propia personalidad de acuerdo a la audiencia para minimizar el conflicto y la controversia.

Necesitan las redes sociales para construir su marca personal, pero se resisten a ser definidas por estas.

Buscan validación social e inclusión, pero buscan diferenciarse profesionalmente. Las marcas que comprendan esta dualidad, proporcionarán a esta generación las herramientas que necesitan para conciliar y gestionar mejor su imagen.

 

Los Post Millennials y el trabajo.

Los Post Millennials son emprendedores natos. El mundo desarrollado y de alta tecnología ha resultado en una generación entera pensando y actuando de manera más emprendedora.

Esta generación desea y busca ambientes de trabajo más independientes.

Sienten una gran aversión al riesgo; prefiriendo las cuestiones prácticas y que les brinden más seguridad.

Mientras los Millennials han sido criticados por su falta de enfoque, La Gen Z está decidida a planificar su futuro. Han sido educados por sus padres individualistas y autosuficientes. Están comprometidos a evitar los errores de sus padres.

“Necesito un trabajo en el que gane dinero, de lo contrario estudiar la universidad será un desperdicio.” “Quiero elegir una carrera que sea estable.”

La Gen Z aplicará a puestos de trabajo en campos crecientes, menos automatizables como: la educación, la medicina y las ventas.

Están obsesionados con el desarrollo de planes de contingencia con el objetivo de ser dinámicos en el mercado laboral. Tienen una disposición a la búsqueda de estabilidad financiera y profesional.

Es una generación que quiere hacer la diferencia en el mundo. Una gran parte de la generación prefiere tener un trabajo que tenga un impacto positivo e inclusive a una gran parte de estos se ofrecen como voluntarios.

 

Son eco-conscientes y preocupados por el impacto de la humanidad en el medio ambiente.

Buscan estabilidad. Son prácticos y prudentes a nivel financiero.

Gen Z son más diversos que Millennials. Esto es una gran cosa y es a menudo pasado por alto. La tremenda diversidad que Gen Z tendrá un profundo impacto a través de generaciones y culturas.

Las marcas y los empleadores tendrán que aprender a ver el mundo a través de los diversos ojos de Gen Z si quieren ganar su lealtad.

A nivel profesional la Gen Z quieren ser conocidos por su capacidad para trabajar duro y perseveran fuera de la red.

Tienen gusto a la idea de trabajar duro y sienten aversión al riesgo. El emprendimiento lo ven como una realidad en donde este es un mecanismo de supervivencia, más que un alcance idealista para el estatus o el enriquecimiento.

Consideran un aspecto importante la comunicación interpersonal con personas de diferentes edades. Creen que poder comunicarse con adultos mayores es una habilidad que asegura su futuro.

Se enfrentan a muchos desafíos en esta etapa de la vida: la transición de la escuela al trabajo, la elección de una profesión, la separación de los padres y la formación de su identidad. Esto lo están haciendo en una era tecnológica ultra conectada y de rápida evolución.

 

Es fundamental que analicemos y reconozcamos las características de la Generación Z, en el lugar en donde están, más que el idealismo de lo que queremos que sean. Sin empatía ni compresión de sus actitudes, los negocios y las marcas se arriesgan a no conectar con esta generación que está comenzando a ser vital en el mercado. Y apenas está comenzando.

 

 

 

Innovar a tiempo. La importancia del timing en la Innovación.

innovar-a-tiempo-portada

Innovar a tiempo, no se trata de tener muchas buenas ideas, se trata de emprender acciones en el momento adecuado. El mayor riesgo en una estrategia de innovación ya sea de un producto o servicio, es calcular la ventana de mercado e introducir un producto en el momento adecuado.

Hay grandes ideas que llegan a su tiempo, pero hay otras igualmente buenas, que simplemente o llegaron más tarde y alguien les quito su momento WOW! o llegaron en un momento donde el consumidor no estaba listo o el mercado no estaba preparado.

El tiempo, es un factor que influye en la mayoría de los aspectos de la vida, para los negocios y el emprendimiento, no es la excepción. La innovación en particular tiene una alta sensibilidad ante el paso del tiempo.

 

Pensemos que innovar a tiempo es como jugar al tenis. Este deporte es susceptible a realizar determinadas acciones en el momento adecuado: golpear la pelota en el instante correcto, la sincronía entre un golpe y otro, la estrategia previsora de la reacción del oponente. Todo lleva un ritmo y un flujo entre pensamiento, estrategia y acción. Y es tan sabio este deporte, que cuando comienzas solo a jugar por medio de la reacción instantánea ante las respuestas de tu oponente, significa que posiblemente, no solo estás jugando a la defensiva, si no que has perdido el control del partido.

Al igual que el ejemplo, para innovar es vital entender los elementos que pueden influir en la temporalidad de la innovación y ejecutar a tiempo.

Los modelos de negocio, que se emprenden en el momento adecuado, tienen el potencial de convertirse en disruptivos.

Uber es un ejemplo de buena temporalidad para emprender. A partir de un problema cotidiano: no conseguir taxi; esta empresa emprendió durante la crisis económica del 2008. La idea era sencilla: usar una app y conseguir transporte. Esta idea se convirtió en un modelo de negocio que revolucionó el mundo del transporte en la ciudad, proporcionando a las personas de un servicio exclusivo donde lo necesitan y cuando lo necesitan.

Otro ejemplo, es el auge del coworking en Barcelona. Con el movimiento emprendedor, la creación de startups y el trabajo remoto, es una necesidad importante crear espacios de trabajo y colaboración entre profesionales a un precio accesible. Hoy en día es una alternativa, que ha impactado a nivel global, generando sinergias y promoviendo el desarrollo de negocios en la población de miles de ciudades.

“Dicen que el que pega primero, pega dos veces”. Pero en realidad ser el primero, no necesariamente garantiza el éxito. La innovación, sobre todo la disruptiva, toma tiempo para ser bienvenida por el público. La primera empresa que lanza un nuevo producto al mercado, tendrá que superar ciertas barreras, muchas de ellas empresariales, sociales y culturales. Cuando algo es nuevo requiere por lo general de más tiempo, educación al público e inversión económica para superar esta etapa de adaptación y aceptación. Esto se va reduciendo para otras propuestas a medida de que el nicho de mercado está probado.

Te lo explico con un ejemplo: Eres hijo mayor, acabas de cumplir los 18 y quieres ir a la discoteca. Pedir permiso a los padres, es todo un proceso, estrategia, creación de confianza, análisis del entorno, inversión de tiempo, muchos sentimientos y nervios; posiblemente muchas de las veces, algunos intentos caigan en fracasos, pero el éxito está al final del camino y con el tiempo lo logras. En cambio, tienes un hermano pequeño, que cuando llega el momento de pedir permiso, tus papás hasta le prestan el coche. Innovar primero, quiere decir que nosotros como hermanos mayores abrimos el camino.

 

Lanzar un producto antes de tiempo, es lo mismo que lanzarlo en un mal momento.

Un ejemplo reciente, es Google Glass, donde su aceptación en el público no fue la que se esperaba. Las personas no querían utilizar esas gafas poco agraciadas y les resultaba una tecnología muy invasiva. No era el momento, definitivamente. Y en opiniones del porqué, hay muchos puntos de vista. Posiblemente las ventajas de utilizar estas gafas no eran suficientemente valiosas en comparación al uso del móvil u otros gadgets. Puede ser que en el futuro, los beneficios de utilizar Google Glass sean mucho más atractivos, para que las personas “pongan de moda” el uso de ese tipo de gafas, o simplemente rediseñar con una tecnología que permita un diseño diferente.

Factores macroeconómicos y tecnológicos, influyen para innovar a tiempo.

Los factores macroeconómicos pueden influir enormemente al momento de innovar. Los avances tecnológicos y la tasa de adopción desempeñan un papel importante. Pensemos en el Internet y sus comienzos, tuvo que pasar algún tiempo para que esta tecnología estuviera disponible para el público y un período para que la sociedad la incorporara a su vida cotidiana.

La preparación y la anticipación. La clave para innovar a tiempo.

Es importante que una empresa que decida innovar, cuente con la investigación para el conocimiento del entorno, la sociedad, la identificación de problemas, las tendencias de consumo y desarrollar a partir de estas una alternativa que se adecue a lo que las personas necesitan o desean. Tener buenas ideas es parte importante de inyectar vida y futuro para los negocios. Sin embargo, para que estas den su fruto en innovación con éxito es necesario fundamentarlas y construirlas a partir del zeitgeist del momento y proyectarlas hacia el futuro.

Para innovar, es necesario comenzar con la empatía de una verdadera necesidad del mercado y de ahí tomarnos el tiempo para enmarcarla. Para ello tenemos que saber lo que esta necesidad significa, de dónde viene, hablar el lenguaje, creando acciones y procesos para que permita que esto suceda. La innovación no son acciones al azar, es un proceso, que si se hace de la manera correcta, es un facilitador para el éxito. Considera un enfoque de innovación y ejecuta cada uno de los objetivos que están previamente definidos y bien comunicados.

Los proyectos de innovación que emplean el pensamiento de diseño (Design Thinking) proponen soluciones que tienen más posibilidades de llegar al mercado con éxito. Ya que se desarrollan con un pensamiento holístico que trabaja con lo deseabilidad, viabilidad y la factibilidad simultáneamente. El pensamiento de diseño también fomenta el desarrollo iterativo, que ayuda a obtener las mejores ideas al mercado más rápidamente y a resolver posibles problemas antes de que una empresa tenga que comprometer inversiones más significativas.

Parte fundamental es concebir a la innovación como una forma de pensamiento, para ello hay que cultivarla y no solo basarla en acciones desarticuladas. Es necesario sembrar en nuestros negocios el pensamiento innovador, formar y formarnos como innovadores, para que de ahí las acciones que se deriven tengan un fundamento de pensamiento, análisis, conocimiento y acción. Pero sobre todo, cuando existe una cultura de innovación, a la larga es la mejor inversión. Cualquier persona puede innovar con una idea, pero un “innovador”, seguro que no solo lo hará una vez y será el propulsor de la innovación continua.

En conclusión, es que si como empresas ya establecidas o nuevos negocios, buscas innovar, necesitas tener la información adecuada para saber dónde estás enfocando tus esfuerzos y para saber innovar a tiempo. No existe empresa con recursos ilimitados, nadie quiere perder dinero, ni fracasar en la innovación. Así que es el momento de que como organización mires el entorno que constantemente cambia y en base a este construyas con pasos firmes una estrategia firme para el desarrollo constante de innovación.

 

7 recomendaciones hacia una cultura de innovación.

La innovación es definitivamente uno de los temas más candentes en el mundo empresarial y del emprendimiento. Cada vez más son las empresas que abren su mente para encontrar nuevas oportunidades, pero sobre todo buscar las vías para generar una cultura de innovación en todas las áreas de su negocio.

Para empresas que tienen la inquietud de estimular y explorar la innovación así como el pensamiento creativo dentro de la empresa, es momento de comenzar con un proceso que si se hace de manera correcta, sin duda traerá grandes beneficios.

Aquí 7 recomendaciones hacia una cultura de innovación empresarial:

1 Prepara el terreno.

La innovación solo ocurre en un entorno adecuado, no solo para innovar, si no para crear un espacio que invita a compartir y a exponer nuevas ideas. Desde el principio es importante dejar claro que se invita a cada uno de los empleados a participar en la innovación.

2 Define el objetivo de la innovación.

Es importante desde el comienzo, definir de una manera concreta y clara hacia donde se dirigen los esfuerzos para innovar. Saber de antemano hacia dónde queremos ir, permite desarrollar oportunidades con base en estas directrices. Es importante, porque inclusive a partir de este objetivo, es posible cuestionarlo, hacer las preguntas correctas y enfocar el talento humano multidisciplinar para desarrollarlo.

3 La innovación no es solo “para creativos”.

Todas las personas en una empresa, son agentes innovadores y motores creativos. La innovación no es un deporte individual, es el conjunto de habilidades unidas para llegar a un objetivo y entre más diferentes, mejor. Hay que tratar de no cometer el error de encasillar a la creatividad para “el departamento creativo” y generar un panorama donde diferentes perfiles puedan participar en el desarrollo de la innovación. Invita a tus contables a trabajar en un objetivo de innovación relacionado con el Marketing, a diseñadores gráficos con facturación, las personas de limpieza a prototipar un posible producto, etc.

4 Empodera a las personas para trabajar en equipo y compartir sus ideas.

El trabajo en equipo, es una de las claves para crear soluciones mucho más efectivas y ricas. El poder de la mente colectiva es poderoso, la posibilidad de conjuntar experiencias, puntos de vista e ideas, es el paso más efectivo para crear una cultura de innovación y apertura a las ideas en una empresa. También como beneficio, las personas al trabajar y ser tomadas en cuenta más allá de las labores establecidas de su empleo, genera un sentimiento de pertenencia y lealtad hacia la empresa. Es importante invitar y empoderar a las personas a participar y presentar sus nuevas ideas y opiniones.

5 Creatividad si y estructura, también.

Crear espacios para “pensar fuera de la caja”, es un buen comienzo y un paso importante para la creación de cultura de innovación. Pero si después de una sesión de brainstorming, las ideas simplemente se quedan pegadas en la pared; no pasará nada. Es importante que así como definir el objetivo de la innovación, tener los pasos articulados para aterrizar los conceptos innovadores y trabajarlos para hacerlos factibles. La creatividad y la cocreación funcionan, pero debe de haber un hilo conductor donde se engrane a que estas ideas magníficas cumplan con los criterios de negocio.

6 Imprime a tus sesiones de innovación pluralidad de perfiles.

Trabajar siempre con las mismas personas, puede tornarse repetitivo. En términos de innovación de productos y servicios, una herramienta efectiva es cocrear con tu cliente potencial. ¿Qué mejor que crear un producto, en equipo con la persona que lo utilizará en el futuro? También es una idea interesante invitar a personas con perfiles disruptivos, para imprimir nuevos puntos de vista. Personas con otro tipo de habilidades técnicas, artísticas, etc. En este sentido, crear la mejor mezcla creativa que puedas y seguro que los resultados serán sorprendentes.

7 Pregunta, investiga y vuelve a preguntar.

Vivimos en la era de la información, pero la realidad es que no sabemos todo y menos por arte de magia. Innovar no es un juego de azar, es un proceso. Es importante analizar y estar al tanto de las tendencias y el entorno de mercado; así como un continuo seguimiento de los deseos y necesidades de los clientes y de la competencia. También innovar es abrir las puertas para aprender y reaprender, consulta continuamente con tus clientes y empleados acerca de su experiencias, así como para retroalimentación en general. Crea una conexión continua con todos los involucrados en la empresa. Otra buena idea, es la posibilidad de buscar ayuda externa: asesores de negocio, diseñadores, consultores; para encontrar nuevas vías de solucionar problemas o de impulsar tu negocio.

Innovar es una forma de pensamiento. Es estar abierto a nuevas ideas y adaptarse al cambio. Es un trabajo continuo, pero la recompensa es construir en comunidad la propia ventaja competitiva de tu negocio.

Investigación para la innovación empresarial. ¿Un lujo o un seguro de vida?

Investigación para la innovación empresarial: Has el mejor uso de tus recursos, desde el principio.

Innovar está en boca de todos y es una realidad que todo mundo puede hacerlo. La innovación significa encontrar nuevas maneras de hacer las cosas. Llevar la innovación a tu negocio puede ayudarte a ahorrar tiempo y dinero darte una ventaja competitiva para crecer y adaptar tu negocio en el mercado.

Ser innovador no sólo significa inventar. La innovación puede significar cambiar el modelo de negocio, una mejor organización de los recursos o adaptarse a los cambios en su entorno para ofrecer mejores productos o servicios. La innovación exitosa debe ser una parte integrante de la estrategia de negocio, en la que se construye una cultura de innovación, donde lidera el pensamiento innovador y la resolución creativa de problemas.

¿De qué depende que la innovación empresarial tenga éxito?

La creatividad es el músculo que impulsa a una innovación exitosa, pero la investigación hace que esta crezca y se desarrolle bajo un fundamento lógico, enfocado en el público objetivo y de acuerdo a los recursos y características de la empresa.

 

Existen diferentes aproximaciones para investigar e innovar en una empresa.

La investigación de tendencias de consumo, permite conocer el entorno en el que se va a desarrollar la innovación, detectar oportunidades y sobre todo analizar y conocer al consumidor desde lo general, hasta su aspecto emocional.

También realización de investigación e innovación colaborativa, es una muy buena idea para dar forma a un nuevo servicio o desarrollar una nueva idea de negocio. La cocreación, es una de las mejores maneras de innovar, es haciendo partícipe a quienes están o estarán involucrados en ella. Y no solo posibles consumidores, proveedores y equipo son parte fundamental para crear los engranes para poner la innovación en marcha.

Innovar con éxito, viene de adoptar un enfoque empático, centrados en las personas. Hoy en día el consumidor es exigente y es posible por medio de la investigación para la innovación, poder prever sus deseos y necesidades, para crear soluciones de impacto.

Para las empresas, esto podría significar implementar nuevas ideas, crear productos dinámicos o mejorar sus servicios existentes. La innovación puede ser un catalizador para el crecimiento y el éxito del negocio que le ayudará a adaptarse y crecer en el mercado.

¿Cómo saber: cómo, cuándo, porqué y dónde innovar?

La investigación, muchos la consideran un lujo a la hora de emprender o innovar en una empresa. Pero la realidad es que en esta reside la clave, para desde el principio hacer el mejor uso de los recursos y estructurar un hilo lógico entre las acciones de la empresa y la relación con el consumidor. Tener la capacidad de prever por medio del análisis de todo el universo de acción, significa el ahorro de muchos problemas y la capacidad de reacción con conocimiento para resolver las situaciones que se presenten.

Investigar antes de innovar puede aumentar la probabilidad de éxito de su negocio. Las empresas que innovan con fundamento crean procesos de trabajo más eficientes, tienen mejor productividad, rendimiento y cosechan clientes leales.