Desarrollo e importancia de las Soft Skills para innovar y adaptarse a los tiempos

Tiempo de lectura: 9 minutos

6 ventajas del mentoring para emprendedores

Tiempo de lectura: 5 minutos

TELETRABAJO ESPONTÁNEO. Claves y consejos para convertir la situación en oportunidad.

Tiempo de lectura: 10 minutos

Emprendedores y negocios locales: ¿Cómo darse a conocer en un mundo de información masiva?

Tiempo de lectura: 6 minutos

Una de las mejores formas de darse a conocer, que aunque pase el tiempo no pasa de moda es la publicidad “boca a boca” o también conocida “boca-oreja”. Que un cliente recomiende tu servicio o hable positivamente de tu trabajo por su buena experiencia, para empresas y emprendedores vale su peso en oro.

Ahora las redes sociales ya no son tendencia, son una condición vital en cada empresa. Estas abren cada vez más las posibilidades de llegar al consumidor, crear conversaciones y abrir un canal para que nuestros clientes nos puedan recomendar. Son herramientas para hacer que nuestra empresa sea relevante en el mercado, independientemente si nuestro negocio está en la calle o en la red.

Esto son todas buenas noticias, aunque lógicamente, si un cliente está descontento por nuestros servicios, tiene la posibilidad de igual manera de comunicarlo. Por lo que es importante, sin importar el tamaño de la empresa, no solo hay que comunicar cosas bonitas para que nos sigan, si no tener la congruencia de todas nuestras acciones dirigidas a la satisfacción del cliente.

 

Que te sigan: Si… que te recomienden: Mejor.

Cuando un cliente potencial te busca online y encuentra testimonios o recomendaciones, son las mejores cartas de presentación que tu empresa puede tener.

Tener una gran cantidad de seguidores, era una estrategia muy popular que se utilizaba antes como “reason to believe” (“razones para creer”). Hoy tener muchos seguidores y ninguna recomendación, no es tan potente, como tener una buena cantidad de recomendaciones postivas.

 

Siendo un emprendedor o un negocio local: ¿Cómo darse a conocer en un mundo de información masiva?

En TRENDSform al trabajar con emprendedores y negocios locales para construir una estrategia de negocios integral, nos es difícil ignorar las oportunidades de las redes sociales y el mundo online pueden ofrecer a sus modelos de negocio. Hemos diseñado diferentes herramientas para incorporar acciones asertivas para ayudarlos en la gestión de su marca online y sobre todo al comenzar y darle seguimiento.

Lo que hemos captado de manera constante es una gran inquietud de aprovechar las oportunidades del mundo online, pero a la vez un sentimiento abrumador por la labor que conlleva. Esto es lo que nos inspira a escribir este artículo, con algunos de los tips que brindamos a nuestros clientes y que creemos que pueden ayudar a muchos otros que se sienten igual.

Las redes sociales de cualquier negocio, no son tarea fácil, sin embargo, es una oportunidad a la que no hay que temer. Haciendo un plan para utilizar de la mejor manera los recursos de tiempo y presupuesto, se pueden obtener muy buenos resultados realizando acciones puntuales y efectivas.

Por lo que aquí te proponemos:

13 consejos para que tu emprendimiento o negocio local, sobresalga de la multitud y que tus acciones en redes sociales den sus frutos:

 

1. Si eres un negocio local, aprovecha que eres tendencia.

Los negocios locales hoy son foco de atención del mundo online. Bajo el paraguas de la necesidad de volver a las raíces, comprar productos que son de la región y apoyar a la comunidad, los negocios locales son ahora son de gran interés tanto para locales como para visitantes.

Hoy las personas buscan marcas humanas, que tengan una personalidad y encanto. Los negocios de consumo local nacen con ello. Es momento de definir tus propios valores y comunicarlo. Seguro que a tus seguidores les encantará.

2. Muévete, sal de tus redes sociales.

Publicar en tu blog, publicarlo en tus redes, poner tus hashtags, etc. son las acciones básicas que cada negocio tiene que hacer para lograr una presencia online.

Esto está muy bien, pero si no tienes los recursos económicos para dirigir el tráfico a tus redes o tu web, puede ser que muy pocas personas lo vean.

Te damos algunas ideas:

  • Publica tus artículos en grupos de Facebook dónde se encuentren tus clientes potenciales. Si eres un negocio local, busca grupos de la región o de tu ciudad.
  • Participa en foros o en las redes de eventos cerca de ti. Aquí no se trata de vender directamente, si no de abrir conversaciones de valor que los dirigirán a tus redes dónde podrán ver lo que ofreces.
  • Colabora con negocios locales de tu comunidad. La unión hace la fuerza.
  • Geolocaliza tu negocio. Importante para si te buscan te encuentren y puedan llegar a ti.
  • Crea contenido que no tenga que ver directamente con la venta. Regala consejos, recetas, tips, relacionadas con tu sector. Aporta valor, da antes de recibir.

3. No estés en todos lados, es mejor estar en los lugares correctos:

Estar en todas las redes sociales, así como comunicar “para todos”, no es una estrategia asertiva para tu comunicación online. Mejor estar en una red social bien llevada, que en un montón que no puedas manejarlas. Busca la mejor red social para llegar a tus clientes potenciales y esa utilízala para enamorarlos.

También a nivel personal, muchos emprendedores se agobian por querer estar en todos lados. Hacerlo requiere un esfuerzo que se multiplica y no necesariamente es lo más efectivo. Busca una red y llévala con cariño. Si tú te diviertes, eso también se transmite.  

 

4. No finjas, muestra lo que tienes:

¿Has visto fotografías de un restaurante de lujo, pero al llegar parece ser todo lo contrario? Esa sensación de desilusión es horrible, te deja con una mala experiencia y es casi seguro que tus clientes no volverán. Lo mismo pasa cuando prometes a tus clientes más de lo que puedes ofrecer. Si esto sale de tus manos el resultado será un desastre y únicamente generarás críticas negativas en internet que afectan tu reputación.

5. Solo ve a los demás para inspirarte, analizarlos y no para compararte.

Quítate los estereotipos. Es inspirador ver algunos perfiles de redes sociales y obtener ideas de cómo llevar las redes de tu negocio. Pero si comenzamos a compararnos y a ver que muchos tienen más que nosotros, muchos pueden llegar a desanimarse. Pero la realidad es que, primero no hay que caer en las comparaciones, dejar de pensar en los estereotipos y mejor enfocarnos a aportar valor a nuestros clientes. El objetivo principal es llegar a ellos, no ganar a la competencia.

“Mejor trabajar y que mejores, que competir por ser iguales”.

6. Sácate la idea que tienes que tener miles de seguidores, para poder hacer algo.

Aquí seremos muy puntuales: Mejor tener 500 seguidores reales que un millón de nadas.

 

7. Pide a tus clientes recomendaciones:

Cada cliente que tengas pídele una recomendación en alguna de las plataformas que utilizas. Como te comentábamos es la mejor carta de presentación, valen oro. Que tus clientes satisfechos sean el mayor propulsor para crecer.

8. Escribe o muestra tus casos de éxito:

De la mano con que tus clientes te recomienden, también es una buena idea mostrar de tu mano los casos de éxito y los logros de tu empresa. Una clienta que sonríe al comprarte, alguien que está utilizando tu producto, la historia de una persona que ha pasado por tu consultoría y ha logrado sus objetivos, etc. Esto se convierte en un testimonio de tu trabajo y es una manera de comunicar que cada cliente y caso es importante para ti.

9. Habla con tus clientes. Crea comunidad:

Utiliza tus redes sociales así como la participación en grupos, para hacer preguntas a tus clientes potenciales y generar conversaciones. El poder de la comunidad es magnífico para encontrar nuevas maneras de atraerlos, de mejorar el servicio y generar mejores experiencias.

 

10. Muéstrate orgulloso y ponte en las fotos. Sonríe.

Este es un consejo que hemos visto en muchos emprendedores y pequeños negocios. Son personas muy trabajadoras, geniales, que tienen tanta pasión y cariño por lo que hacen. Sus redes sociales, avanzan muy bien… ¡pero nunca salen en las fotos!

Si eres el dueño de tu negocio, deja que te conozcan. Ponerle cara a una empresa, es una de las maneras más afectivas de lograr crear vínculos emocionales con tu consumidor. A las personas les gustan las personas, no las marcas.

11. Aportar valor en redes sociales tiene que venir de adentro hacia afuera. De lo offline a lo online.

Cuida bien a tus clientes, esfuérzate por siempre ofrecer un buen servicio, trata bien a sus empleados y proveedores. Esto se manifestará en todos los rincones de su negocio.

12. Publica, no pasa nada, sin miedo.

Deja de temer a publicar, abandona la expectativa del qué dirán. Se auténtico y confía en tu intuición. Siempre con respeto y enfocándose en transmitir los valores de tu negocio y aportar valor a tus clientes. Si una publicación no es tan buena, tranquil@, has otra.

13. Documenta tu negocio.

Si tu local el domingo está lleno toma fotos, si tus clientes están felices toma fotos, te llegaron nuevos productos toma foto… Si estás preparando algo, graba vídeo. El contenido real es una de las maneras más accesibles y de más éxito en la comunicación online.

 

En este mundo de información masiva, es posible darse a conocer, sin importar el tamaño de tu empresa. Enfócate en tus clientes potenciales, crea contenido de calidad y diviértete. Las redes sociales son una herramienta que puede darte grandes beneficios. Requiere constancia, paciencia, pero sobre todo la autenticidad que solo tú conoces y puedes transmitir.

¡Adelante, sabemos que puedes!

Si necesitas ayuda, por favor, ponte en contacto. Estaremos encantados de apoyarte. 

 

 

 

Ventajas de emprender a los 60 años o más. Estás en tu momento.

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

¿Has llegado a los 60 y quieres o necesitas seguir trabajando?

Parecería que al llegar a esta edad, ya no existen muchas oportunidades laborales.

Pero, sabías que tener más de 60 años te convierte en el mejor candidato para emprender tu propio negocio.

¿No lo crees?

Aquí te damos 5 razones por las que emprender a los 60 o más puede ser el mejor momento:

 

  • Ya conoces el fracaso

Uno de los principales motivos por los que un emprendedor decide tirar la toalla es no saber hacer frente al fracaso. Seguramente tú te has enfrentado a esto una gran cantidad de veces. Sabes cómo superar los tropiezos, pero sobre todo cómo seguir adelante. Estás seguro de que después de un fracaso lo que sigue es el éxito. Si te caes una y mil veces, te ocuparás para salir la situación sabiendo que es parte del aprendizaje. Porque ya lo has hecho. 

  • El negocio está en tu experiencia

Si toda tu vida has trabajado como empleado, probablemente no cuentas con mucha experiencia en los negocios. Pero no te olvides que cuentas con la expertise de años de trabajo. Conoces los sistemas empresariales, el sector y tienes contactos de toda la vida. Este conocimiento es capitalizable y puede convertirse en un modelo de negocio.

Tu experiencia, es la clave para construir un negocio, donde gracias a esta no comienzas desde cero.

  • El miedo no te detiene

Poca experiencia y corta edad, son las causantes naturales de que muchos emprendedores jóvenes estén llenos de dudas y de temor. Tú has pasado por varias situaciones en tu vida que aunque hayas tenido miedo, has sabido combatirlo para que no te detenga. Tienes otra perspectiva de la vida, muy lejos está el joven que daba sus primeros pasos en el mundo laboral. En su lugar está el adulto mayor de 60 que está seguro de su camino. Sabes hacia dónde quieres ir y estás seguro de que vas a llegar. Lucharás por conseguir tus metas, porque el miedo aunque puedes sentirlo, dejó de retener tus acciones hace mucho tiempo.

 

  • Sabes lo que es el trabajo duro

Sabes que el tiempo es lo más valioso que tienes y te enfocas en aprovecharlo. Tienes más claras tus prioridades personales y del negocio.

Has trabajado la mayor parte de tu vida, y has experimentado altas y bajas. Estás consiente que la vida laboral como la personal no son una línea recta y has trabajado duro en las buenas y en las malas.

Sabes que las cosas se logran con esfuerzo, tenacidad y perseverancia. Has aprendido que en la vida nada es gratis, que si quieres algo de está tienes que luchar por ello.

Estos son los valores fundamentales de un emprendedor, de cualquier edad. Esta experiencia tú ya la tienes, la has vivido, aprendido de ella y gozado el triunfo de tus acciones.

  • Te conoces a ti mismo.

Esta es la razón más importante.  Sabes quien eres.

Posiblemente en tu vida profesional has tenido más de un trabajo. Conoces tus talentos, has desarrollado tus habilidades y aprendido muchas cosas en el camino. Sabes lo que puedes hacer y cómo sacar el mejor partido de ti mismo.

El autoconocimiento es uno de los aspectos más importantes a la hora de emprender. Al tener un conocimiento avanzado de tus fortalezas y debilidades, llevas una ventaja de estructura emocional para el emprendimiento que a muchos jóvenes puede llevar más tiempo conseguirla.

 

Emprender es una decisión, que se toma por infinidad de razones. Es un camino no siempre fácil, pero lleno de experiencias y enriquecimiento personal.

Emprender no tiene edad. Cada edad tiene sus ventajas y desventajas, pero lo que define el éxito de un proyecto no son los años que llevemos en este mundo, es el corazón y la mente que pongamos para conseguirlo.

Así que si quieres emprender, no te fijes en tu edad. Emociónate por esta nueva aventura y sigue adelante.

«Ventas desde la Creatividad» para Cruz Roja Catalunya.

Tiempo de lectura: 2 minutos

 

«Ventas desde la Creatividad» para Proyecto Impulsa de la Cruz Roja Catalunya.

“Solos llegamos más rápido, juntos llegamos más lejos”, fue el proverbio africano del cual partimos para diseñar la formación “Ventas desde la creatividad”. Una formación especialmente diseñada para el Proyecto Impulsa de la Cruz Roja Catalunya.

El Proyecto Impulsa, es un programa operativo de la Cruz Roja Española, que busca luchar en contra de la discriminación. Esta iniciativa, ayuda a la puesta en marcha de proyectos empresariales de las personas en desventaja social. El programa trabaja principalmente con personas inmigrantes así como personas con dificultades para acceder y mantenerse en el mercado laboral.

Creatividad, Colaboración y Cocreación.

El objetivo fue crear una colección de herramientas, tanto creativas como técnicas, que el emprendedor pueda utilizar para estructurar su negocio y conocer su propuesta de valor para crear alternativas de venta online y offline.

El elemento clave e hilo conductor de la formación fue la colaboración. Cada persona participa en el proceso de los demás. Brindado otro punto de vista, ideas e inspiración de utilidad para los proyectos de cada participante.

 

Cada uno de los participantes diseñó y estructuró su propio modelo de negocio, de acuerdo a su autoconocimiento, sus recursos y el análisis del entorno. Preparando a cada uno de los proyectos para su salida al mercado, conociendo sus fortalezas, brindado estructura, definiendo sus productos y servicios; para hacer visible su propuesta de valor hacia la sociedad.

La formación se dividió en dos etapas: la parte estructural del negocio y la introducción al mundo online. En la primera parte, por medio de procesos cocreativos basados en la empatía, se diseñó y estructuró el modelo de negocio. En la segunda parte, se dio una introducción a las ventajas del mundo online. Así como una serie de herramientas y recomendaciones para utilizar las redes sociales como una alternativa ideal para la venta y promoción online.

Parte vital de la formación, fue el empoderamiento. Con cápsulas al principio y al final de cada sesión, con ejercicios para crear confianza personal, confirmación y trabajo de Inteligencia Emocional.

Esta formación fue impartida tanto en la sede de la Cruz Roja Barcelona, como la Cruz Roja Sabadell.

 

¿Te gustaría que impartiéramos una formación en tu organización? Nos encantará ayudarte.